A los tiempos en la red

1 de December de 2007. Escrito por Marcela.

Querido papá:

A los tiempos en la red, pero siempre en mi corazón. Los días presentes y el futuro cercano son y van a ser estresantes, pero vale la pena. La maestría en Alemania siempre es interesante y desafiante en el día a día. Hemos aprendido mucho.

No sé mucho de redactar una Nueva Constitución, pero me parece que en algunos temas se ha perdido la razón. Uno de ellos es el veto a las reformas de la ley de tránsito para hacer una nueva ley por parte de la Asamblea.
A casi dos años y cinco meses de tu trágica muerte por un accidente de tránsito, esta situación me hace reflexionar mucho. Creo que los cambios profundos de comportamiento para la conducción conciente deben nacer del ser consecuentes con el bienestar de los otros y que en las manos de quien maneja está la vida de otros seres humanos, pero también, por otro lado, los que somos peatones debemos comprender que no es en vano el respetar las señales de tránsito como cruzar una calle por la esquina y no en la mitad, o no cruzar el semáforo en rojo, etc.

Otro problema es la falta de organización de las líneas de buses y los horarios. Si estuvieran establecidas las paradas y los horarios en los cuales las líneas de transporte público deben parar no habría tanta correría de muerte protagonizada por los buseros para ganar algunos dólares más. Y tampoco la gente estaría gritando al conductor que se apure porque de antemano sabría cuál es el tiempo que le va a tomar su viaje y debería actuar en consecuencia.

Los cambios no pueden sólo circunscribirse al papel sino a su práctica en el día a día. Qué hermosas cosas están escritas en la constitución actual, pero muchas de ellas no se practican. ¿Ocurrirá los mismo con esta nueva constitución? ¿Cuánto tiempo durará? Si vamos por estadísticas, como vemos a continuación, el promedio se podría fijar en cinco años.

Como podemos ver, las constituciones desde la fundación del país son tantas que más pareciera que más nos hemos ocupado y gastado en redactar constituciones que lo que ellas han estado vigentes. Así:

La construcción de una sociedad justa empieza por cada uno de nosotros y el estado al cual se le ha delegado las funciones de administrar el bien común debería preocuparse por ello.

Bueno querido Padre, bendícenos a todos.

Besitos,

Marce

Leave a Reply