Feliz, feliz, feliz…

27 de July de 2009. Escrito por Marcela.

Hola papito de mi alma:

Me siento tan feliz y tan orgullosa por la graduación del Mauri en España y estoy segura que lo mismo le pasará aquí en Alemania. Se merece eso y más, es un chico inteligente y muy comprometido con la educación. ¡Muchas felicidades para el graduado!

Por otro lado, Madrid, tiene mucho encantó. No será París, ni Londres pero vale la pena visitarla.

Me quejo de la “Casa del Libro”, sí, un paraíso pues hay miles de libros en lengua española, pero muchos de los dependientes no te ayudan a pesar de que específicamente preguntas y además, no hay sillas donde puedas revisar los libros. Mala estrategia de venta. Creo que de los sitios donde mejor me he sentido comprando libros proque incluso te sirven “tintico” es en la librería Lerner de Bogotá. Claro que en Alemania también es una maravilla comprar libros.

Por fin, después de tanto tiempo de estar leyendo cosas científicas puede comprarme una novelita “Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson. Me devoré sus casi 700 páginas en 3 días, es una maravilla.

Gracia papá por tus bendiciones, miles de besitos.

Marcela

2 Responses to “Feliz, feliz, feliz…”

  1. Eduardo Says:

    Hola Marcela, di con tu blog por casualidad. La historia es: el 30 de julio falleció mi padre. Como verás su partida es aún muy reciente y mi madre, mis hermanos y yo todavía estamos dolidos. Me llamó mucho la atención el título de “Cartas a mi padre”, leí algunas entradas recientes y no tan recientes que has hecho y me encontré con este poema de Benedetti que me gustó mucho. No nos conocemos ni sabemos nada uno del otro, pero me gustaría que supieras que el leer tu blog y a Benedetti me ha ayudado en este momento seguir adelante, por mi familia y por mi. Así que, muchas gracias de verdad.

    Eduardo.

  2. Marcela Says:

    Estimado Eduardo:

    Me apena muchísimo lo de tu papá, espero de corazón que encuentren paz tú y tu familia. Quiero mucho a mi papá y de corazón quiero convercerme de que el amor existe más allá de la vida, por eso le escribo.

    Un abrazo enorme,

    Marcela

Leave a Reply